miércoles, 10 de febrero de 2010

HISTORIA DE LOS APELLIDOS: ARANGO




 

CERVECINAS CALIENTES. (Los Albinos)

ARANGO

Patriarcas colonizadores: fieles, callados, caseros y de buena copa.

Fue como si de que respirara por primera vez él hubiera nacido predestinado a la tristeza y a la inconformidad eterna. Fue como si a su ombligo de recién nacido le nacieran hormigas que le perturbaban sus sueños infantiles y sus ideas postreras. Fue como si su primer desayuno no fuera de leche materna sino de escorpiones y veneno. Fue como si Gonzalo Arango hubiese nacido para el mundo de la inconformidad y de la tristeza... todo eso fue el caldo de cultivo que le llevaría a parir, muchos años después, su futuro Manifiesto Nadaista, documento revolucionario para la época, y su fija idea de lo efímero, tonto e inútil de la existencia.



Nació en 1931 y siempre le obsesionó la muerte. Ella le acompañó en sus ¡deas, le lastimó los sueños, lo maltrató en sus anhelos, lo importunó en sus secretos, se le metió en su cerebro y en sus huesos y terminó aflorando en sus versos y en sus nervios... para Gonzalo, un día todo supo a muerte... fue entonces cuando comenzó el miedo a la existencia y comenzó a pulir ideas contrarias y revolucionarias que incomodaran al gobierno. Era un muchacho inocente, tenía una figura endeble, se tornaba frágil, era delicado, hasta dulce y demasiado infantil de rostro y cuerpo para sus ideas mañaneras. Para sus amigos o conocidos parecía, o se hacía ver, como un suicida en ciernes... Pueril... niño siempre... eso fue este muchacho de Andes. Fantasioso, predestinado en un futuro muy cercano a la locura existencial y a la controversia.



Tanto se desea algo hasta que se cumple y debe ser por eso que este Arango vivió relativamente poco, si se le compara con los de su época. La muerte finalmente lo complació a los 45 años, aunque, ya a esa edad él parecía un milagro de vida pues Gonzalo Arango en cada una de sus vivencias siempre estiló ideas de suicidio hasta por los poros... pero vivió mucho más allá que sus deseos de muerte, así estas ansias y meditaciones suicidas sonaran mentirosas y fingidas para muchos de sus amigos y biógrafos que sólo veían en el recurrente tema de Gonzalo rabietas o pataletas de un niño imberbe... aunque sumamente peligroso por repentino e indescifrable.



Esquivó las clases de derecho en la Universidad de Antioquia, contrariando a su padre, para dedicarse a las ideas y a los pensamientos que le atormentaban. Se fue a Belén arriba, por el lado de las montañas del suroccidente del Valle de Aburra, a construir novelas, en un intento literario pobre que revelaría sus deficiencias de niño, pues poco leyó en su infancia y allí se estrelló contra sus limitaciones.



Por momentos parecía desbordante, ávido, lujurioso de letras y figuras literarias... y de pronto se sumía en el desconcierto de las ambivalencias, las equivocaciones, las inexactitudes y el miedo. Era sumamente paradójico el poeta de Andes.



Uno de sus biógrafos, Alberto Aguirre dice que a Gonzalo siempre lo vio angustiado y que un día empezó a decir mentiras y se volvió una especie de promotor de su propia imagen: "era un niño que sufría (...) el sufría mucho porque era todo corazón, cualquier fenómeno lo hería profundamente. Como que no tenía piel, el cuerpo estaba siempre desnudo y por eso se hería mucho", dijo entonces Aguirre. Llegaba a su oficina con una "jiquera", una especie de bolso que contenía, además de los apuntes de su primera novela, libros, huevos y limones de la finca para Alberto, su maestro, su amigo, su tutor intelectual y material, su ángel de la guarda, su asesor literario, su saca cárceles, su paga cuentas, en fin... todo.



Entonces hablaban y leían juntos los intentos del escritor principiante y, si no lo encontraba, le dejaba notas en cajetillas vacías de paquetes de cigarrillo Pielroja en

los que escribía, por ejemplo: "Si no fuera tan cobarde para frustrar este asco de vida.", y firmaba como Vidal, el protagonista de su novela. Otra nota que dejó a Aguirre decía: "Cuando vuelva a tener algo de fe en lo que escribo, vuelvo. Ahora me voy y quisiera irme para siempre. Estoy derrotado. He visto a un hombre que sacaba basuras y cartones de un tarro, lo que yo escribí no soluciona nada, yo mismo no me soluciono, entonces que sigan los artistas con sus banderas puras de ángeles y que no las dejen descender a la tierra por que se van a ensuciar. Hoy creo más que nunca en la necesidad de gritar a lo que dé la garganta, o morir". Su desesperación era honda, era la de Vidal Cruz, la del mismo Gonzalo, afirma Aguirre.

ESCUDO




HOMBRES DE PURA RAZA

Gonzalo es un caso muy particular de los Arango, aunque muchos de sus rasgos hoy se le abonan a los que llevan este apellido: ¡inconformes como Gonzalo son todos los Arango. Esto los llevó en Antioquia entre los siglos XVIII y XIX a descubrir tierras, a tomar hacha y machete, a dejar familia para conquistar horizontes en las tierras del Suroeste antioqueño, a colonizar tierras, a armar pueblos y ciudades casi en medio de la espesura adivinando medidas sin reglas, rasguñando terrenos, abriendo sendas imposibles, pero acertando casi siempre en sus pragmáticos cálculos. Hombres de bien, emprendedores, luchadores, fieros, fogosos, caseros, fieles a la familia y "a uno que otro devaneo" que les deparara su alma aventurera, hombres buena copa tragones de aguardiente, tranquilos y solitarios y meditabundos a veces.



Los Arango de Antioquia dejaron huella en el sur, de Sonsón pa'bajo, y se sintieron libres... mejor dicho liberales. Hoy en día, son la prueba palpable de la enjundia y raza paisa, capaces de labrar hombres y patriarcas que abrieron caminos cuando ya sus tierras ancestrales se quedaron cortas para sus anhelos, el clima inclemente había esterilizado sus tierras primitivas y dejaba en peligro sus vidas, las de sus hijos y las de sus familias, y un Arango podía aguantar cualquier cosa, menos eso, menos algo contra los de su sangre, contra su corazón y su casa. Fueron patriarcas los Arangos y dejaron su sello en la historia de Antioquia fundando pueblos y ciudades y sino que lo diga. Manizales...puro producto de esos Arangos fundadores que participaron en la "Expedición de los 20".



La población de Neira, situada a 40 kilómetros de Manizales, fue la última escala de estos colonizadores antioqueños, y con esto dieron lugar a la fundación de Manizales. Venían de Abejorral, Sonsón, Rionegro, La Ceja, Marinilla, y de otros pueblos perdidos entre estas poblaciones. Primero hicieron importante a Salamina, pero vieron en Manizales el lugar estratégico como cruce de caminos entre Antioquia, Cauca y Tolima.



Los pioneros en llegar a estas tierras con sus respectivas familias fueron Fermín López y José Hurtado en 1834, donde gracias a sus noticias, se organizó la Expedición, en 1848. Es así como Manizales tiene como fecha de fundación el 12 de octubre de 1849, el día de la ordenanza de la Cámara Provincial de Antioquia, dando vida jurídica independiente a la ciudad.



La "Expedición de los 20" la conformaron recios aventureros con ansias de colonizar y cultivar tierras junto con sus familias. Entre ellos se encuentran apellidos como los Aran¬gos, los Buitragos, los Arias, los Cebados, los Correas, los Echeverry, los Escobar, los Grisales, los Gil, los Giraldos, los Gómez, los Palacio, los Rodríguez y los Quinteros.



ARANGOS EN SUS PRIMERAS ÉPOCAS

El apellido Arango es de origen vasco y locativo, derivado de una característica topográfica del terreno, cerca de la cual vivía o era dueño de tierras el fundador del linaje. El apellido se deriva de la palabra vasca "arango" que significa "detrás del valle". Por consiguiente, el primer portador de este apellido fue alguien cuya casa solar se hallaba situada específicamente detrás de un valle.



En la ciudad de Saguesa, en Navarra, hubo una casa de este apellido, y se desconoce si guarda relación alguna con otra casa, muy antigua, de Arango, radicada en Pra-via, en Asturias. A la casa de Navarra perteneció Francisco de Arango y Parreño, nacido en 1765, natural de La Habana, y caballero de la Orden de Carlos III ungido el 29 de abril de 1818. Su bisabuelo, el capitán Pedro de Arango y Monroy, natural de Sangüesa, Navarra, testó en La Habana en 1695. En 1834 le confirieron a Francisco de Arango el título de Marqués de Gratitud.



En el Diccionario Nobiliario Español, de Julio de Atienza, este afirma además que Arango es derivado de estos ca¬balleros del linaje de Cuervo. El apellido pasó a Indias y se ubicó principalmente en Cuba y Colombia y de allí pasaron a México y a otros países centroamericanos.



Sancho de Arango y Leiguarda, natural de Inclan, y Fernando de Arango y Queipo, natural de Pravia, ingresaron en la orden de Santiago en 1665 y 1709, respectivamente. Manuel Arango Cuervo Miranda y Fernández y su hijo Bernardo, vecinos de Luinzanas y oriundos de Pravia, probaron su nobleza en 1794, en la Real Audiencia de Oviedo.





ARANGOS EN LA COLONIA

El genealogista Rodrigo Escobar Restrepo confirma la nobleza del apellido Arango y afirma que éste fue traído a Antioquia por el capitán Antonio de Arango Valdés, natural de Asturias, el cual debió haber nacido alrededor de 1635 y murió en Rionegro en 1677. Fue hijo de Juan del Campo Valdés González y de María Diez de Arango Alvarez. Se casó por 1660-1661, y otorgó carta de dote en el Valle de Aburra (en el sitio de Nuestra Señora de Regla), el 5 de septiembre de 1661 por 1.500 pesos. Recibió la dote del capitán Juan Jaramillo, tío de su mujer. Fue su esposa Olaya de Zafra Catrillón, natural de Arma. Residieron en Rionegro. En el padrón eclesiástico levantado el 8 de noviembre de 1670 (cuando había en el Valle de Rionegro 25 cabezas de familia y 225 habitantes) fueron anotados con "cinco de familia". Sus hijos fueron:



Juana María, la que se casó en primeras nupcias, en 1680, con el capitán Cristóbal Ruiz de la Parra Ruiz y en segun¬das, por 1686, con el capitán Antonio de Piedrahita Pie-drahíta. Murió en 1735 después de haber testado. Antonia, la que se casó en primeras nupcias, en 1690, con el capitán español Domingo Gómez Constantino; en segundas, en 1705, con el capitán José Gutiérrez de Céspedes Correa; y en terceras, ya vieja, con el capitán español José de Rivillas, el que era su yerno, ya que había estado casado con María Gertrudis Gómez Arango, su hija. Testó en 1748. Alférez Esteban, el cual perpetuó el apellido. Debió haber nacido por 1670 y se casó en Medellín en 1694 con Gertrudis Vélez de Rivera Toro. Juan Francisco, bautizado en 1673 y muerto en la infancia. Olaya, bautizada en 1675, la que se casó en 1692 con Toribio Gallón, español, fundador del apellido Gallón en Antioquia. Capitán Bernardino, el cual no es citado por el escribano Celedonio Trujlllo en sus apuntes genealógicos y tampoco figura en ningún documento parroquial de Rionegro. Se dice en las "Genealogías de Antioquia y Caldas" que se fue a Cali por 1710 y que allá se casó con Agustina Ruiz-Calzado y Piedrahita. Sin descendencia masculina según el genealogista payanes Gustavo Arboleda. Catalina, bautizada en 1679. Fue la segunda esposa de Alonso Jaramillo de Andrade y Guzmán (viudo de Jacinta de Molina Beltrán del Castillo) con la que se casó en 1699.





LOS ARANGO DE RIONEGRO

El alférez Esteban Arango Zafra y Gertrudis Vélez Toro

fueron padres de: Esteban Laureano, el cual se ordenó (en capítulo aparte se relatarán sus amores, sus escándalos y sus hijos naturales); José Eugenio, el cual se casó en Rio-negro en 1715 con María del Carmen Echeverri Echagüe; Pablo Javier, el cual se casó en Rionegro por 1733 con Bárbara Ruiz Castrillón; Francisco, el cual se casó en Medellín en 1737 con Sabina Sánchez de la Hinojosa Pérez; Fernando, el que se casó en Rionegro por 1728 con Jeró-nima Peláez Echeverri; Juan Nicolás, cuya suerte se igno¬ra; Ignacio, el que se casó en Medellín en 1750 con Ana María Jaramillo Gallón; Miguel, el que se casó en Medellín en 1737 con Sebastiana Gómez de Rivera Pérez; María Teresa, casada con Antonio Echavarría Monsalve; Antonio, casado en Medellín en 1740 con Francisca Alvarez de la Guerra y en 1744 con Gertrudis Gómez de Rivera Pérez, y Jacinto Roque, muerto en la infancia. De estos diez varones, ocho fueron casados y dejaron a su vez 29 varones que perpetuaron el apellido Arango en Colombia.





EL LICENCIADO ESTEBAN LAUREANO ARANGO VÉLEZ

Fue bautizado en Medellín en 1696 y se ordenó de sacer¬dote en 1718, pero fue bastante precoz como hombre, dejando una historia muy particular en vida. Por dispensas matrimoniales, se ha averiguado que desde antes de los 18 años tuvo amores con una mulata, en la que dejó por hijo natural a Lorenzo Arango, el que se avecindó en Hatoviejo. Este Lorenzo se casó por 1741 con Francisca de la Fuente Piedrahita (blanca pero también ilegítima) y descienden de ellos todos los Arango que fueron anotados en catego¬ría de mulatos en el padrón de Hatoviejo en 1811.



En la visita eclesiástica a Rionegro en julio de 1723 (archivo histórico de Antioquia, Medellín, volumen 78, documento 2176) cuando era teniente de cura del doctor Fernando Antonio Serna Zapata, fue acusado de estar en concubinato con Gertrudis de Tapia Montoya Giraldo.



Se dice en el proceso "que el escándalo es aún más notorio por ser ella una mujer casada". Se dijo que un año antes, después de las fiestas de la patraña, "la aporreó por celos de un tercero" y luego "la tuvo con él por más de ocho días con grave escándalo del Valle"... Entonces sus superiores eclesiásticos lo suspendieron del oficio divino y lo desterraron a la ciudad de Antioquia.



Tres años después, otra vez en Rionegro, tuvo por hijas espurias en Teresa de la Chica Betuma, india, a Isabel y a María de la Chica Arango, mellizas que fueron bautizadas en 1727. Estas se casaron con Luis Francisco Restrepo de las Eras y con Francisco Lorenzo Patino Castro. Alrededor de 1729 inició su concubinato con Catalina Ospina Marín, en la que se ha averiguado por dispensas matrimoniales que tuvo por hijas espurias a Ignacia y a Rosa Ospina, las que se casaron con Juan José Ospina Valencia y con Juan Bautista Gutiérrez Vallejo. De este Juan Bautista y de Rosa quedó conocida descendencia en Rionegro, El Retiro, La Ceja, Abejorral y el departamento de Caldas. En la visita eclesiástica de 1743, cuando Esteban Laureano era vicepárroco de Marinilla, y cura de El Peñol, fue acusado de estar en concubinato con Catalina y amonestado, pero parece que no se le impuso pena de destierro (Rionegro, archivo Ernesto Tobón). Cuando Catalina Ospina se le puso vieja, se amancebó con Polonia Ospina Ramírez, hija natural de ésta. En la visita eclesiástica a Marinilla en agosto de 1750 (Archivo Histórico de Antioquia., Med. Vol. 77, doc. 2127 y Vol. 79, doc 2185) se dice que "el escándalo es grave por tener el licenciado Esteban de Arango continuamente en su casa a Polonia, hija de Catalina Ospina, de quien el dicho licenciado en tiempos pasados se ha depuesto, por lo que es mayor la censura...". Agregan que con Polonia "a la que ha criado y la que lo sigue a todas partes, se ha acostado en la casa de Ignacio Ramírez y en El Peñol"... y que la dicha Polonia 'tiene hijos que simi-lan al dicho padre y que ha parido uno, dos o tres hijos, a los que el dicho padre halaga, carga y agasaja".



En medio de todo el escándalo Esteban Laureano a Cancán se fue a trabajar una mina y Polonia lo siguió, habiendo dejado antes a sus cuatro hijos naturales para que se los criara Catalina, su madre. Se ignora la suerte posterior de estos niños y tampoco se sabe cuántos eran hijos de Esteban Laureano. Polonia murió algunos años antes que el licenciado, quien murió en Cancán en el primer semestre de 1763 (archivo de Ernesto Tobón, Rionegro, Fondo de Gobierno, volumen 551, folios 160 y siguientes).





GABRIEL ARANGO MEJÍA

Nació en Abejorral en 1872 y murió en Medellín en 1958. Desde 1889, ayudado por Esmaragdo Posada (nieto de Celedonio Trujillo) y por los presbíteros Vicen¬te Ramírez y Juan de Dios Uribe, comenzó a trabajar en genealogías. Ocho años después inició la publicación (por entregas) de "Los pobladores de Antioquia" en la revista "La Miscelánea". Tuvo acceso a los estudios genealógicos del escribano Celedonio Trujillo y del obispo Valerio Antonio Jiménez, los cuales copió textualmente. También se basó en las extensísimas genealogías del obispo José Joaquín Isaza, pero de estos apuntes excluyó en su obra todos los apellidos que consideró de segunda categoría. Tras 13 años de laborioso y ordenado trabajo (en su fin¬ca La Argelia, en Abejorral, entre 1894 y 1907), redactó el libro "Genealogías antioqueñas", editadas en 1911, en un volumen de 775 páginas y 1.300 cabezas de familia. Lo dividió en dos partes: en la primera las "cabezas de familia" entre 1540 y 1810, y en la segunda los "descendientes de los pobladores". Este trabajo fue muy bien recibido, y se dedicó desde entonces a ampliarlo con consultas de archivo y a actualizarlo, de manera sistematizada. Publicó una edición revisada en 1932, ya con el título de "Genealogías de Antioquia y Caldas", pero de ésta sólo se publicó el primer volumen con 188 apellidos y 509 páginas. En 1942, ya con patrocinio oficial, publicó una edición en dos volúmenes con 1.177 páginas, la que complementó con un apéndice de 49 páginas en 1953. Posteriormente se han hecho otras reimpresiones.



PERSONAJES EN ANTIOQUIA

Para hablar de Arangos en Antioquia se necesitaría un tratado, por lo que hay que decir que son tantos y tan vastos sus oficios y contribuciones al desarrollo del departamento que faltaría mucho espacio para reseñarlos. Sin embargo es imposible pasar por alto a José María Arango Carvajal y Córdoba, primo del Héroe de Ayacucho José María Córdoba, al que acompañó hasta su muerte en el Santuario. Le llamaban Ojo de Águila por su agudeza visual que le permitió descubrir a emisarios del general Urdaneta que, con una bandera blanca, querían negociar la paz con el Mariscal, o descubrir en plena oscuridad a unos ladrones que querían asaltar su establecimiento comercial ubicado en el municipio de Concepción o reconocer, años después, cuáles eran los restos del General Córdoba, después de que éste fuera asesinado en El Santuario, enterrado en Marinilla y después trasladado a Rionegro. Como en su tumba también estaban los restos de una mujer y otras personas, José María, con sus ojos de águila, identificó los restos del héroe pues perfectamente recordaba el sablazo que le partió el cráneo y el sablazo que recibió en la mano y que le partió varios dedos.



Por su parte, Salvador Arango Jaramillo, nacido en Concepción el 20 de julio de1848, montó con su hermano Claudino, a fines del siglo XIX, una fábrica de gaseosas llamada "Salvador Arango y Compañía", siendo posiblemente la primera empresa de este estilo que tuvo Medellín. Su producto principal se llamo "Sidra Holandesa". Esta fábrica funcionó cerca del actual Jardín Botánico, en terrenos de Víctor Arango, donde había muy buenas aguas. La fábrica, funcionó unos 10 años, duró hasta 1904 cuando fue cerrada, su maquinaria se guardó y, pocos años después, sirvió de base a la actual fábrica de gaseosas Posada Tobón, Postobón. Por último, Claudino Arango Jaramillo, también nacido en Concepción, el 8 de junio de 1858. Él fue pionero de la industrialización de Antioquia. Participó en varios proyectos y creación de empresas, algunas de las cuales aún permanecen en Antioquia: la más importante de ellas Cementos Argos.



Para terminar, hay que decir que Gonzalo Arango, el siempre inconforme, el eterno y latente suicida, el poeta de vida desordenada, etílica y marihuanera al lado de sus nadaistas, debió haber conocido a Doroteo Arango, pero no lo hizo. Doroteo fue, casi siempre, un mexicano insignificante, temperamental y de buenos sentimientos, tal vez hijo natural o adoptado, y eso sí... un campesino que se tragó mil veces las injusticias que cometían los hacendados con los peones y sus familias hasta que le tocaron la suya y entonces le hirvió la sangre y comenzó a ser héroe o villano... El fue Pancho Villa... otro Arango... otra historia... un hombre que no nació para pensar en suicidios o cosas de esas... un revolucionario de su época que aun sigue vigente así sea en corridos o rancheras. ¡Ah! Gonzalo murió de todo menos de suicidio.

Todo pasó muchos años después de sus tantas crisis. Murió en Tocancipa, donde corren los que quieren ser campeones de la fórmula 1, en un accidente automovilístico. ¡Que ironía!.

FUENTE: historia de los Apellidos "El Colombiano".




27 comentarios:

DERIENN ARANGO dijo...

HOLA YO SOY ARANGO PERO VIVO EN MEXICO BUENA ISTORIA

universitarios de éxito dijo...

Hola! Mi nombre es José Guillermo Arango. Nací en el Estado de Veracrúz en la República Méxicana. Nacido de José Arango Arano quien fue uno de los 7 Hermanos (as) de Fidel Arango Jimenez y Diega Arano. Los Arango de mi familia han sido muy Longevos Creo que la tía más grande que tengo tiene apoximadamente 90 años y aún vive en el Puerto de Veracrúz. somos muchos Arangos. podrán conocerme en facebook asi con mi dos nombres y el apellido.. sinigual ARANGO! Les mando un caluroso saludo!

Guillermo arango arellano dijo...

Hola soy Guillermo Arango Arellano, naci en el Callao-Peru' , mi padre es luis Arango Riveros y mi Madre es Olimpia Arellano Herrera, mi abuelo paterno, es Manuel Arango.

Carlos Brvr dijo...

Hola soy ivonne arango mi abuelo se llamaba jose de la luz arango y su papa se llamaba angel arango somos de df si saben algo apreciaria su info
Gracias

Macodex Collections Colombia dijo...

Yo soy Apellido Arango y mis abuelos decían que nuestro apellido procedía de Doroteo Arango mas conocido como Pancho Villa de la revolución Mexicana. El vino a Colombia y dejo algunas raíces.
Mis abuelos vivían en el Viejo Caldas Hoy Antioquia.
Un abrazo
Pedro Claver Orozco Arango.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

hola soy luis Eduardo Arango,hijo de Sergio Luis Arango, con abuelo paterno Eduardo Arango. oriundos de Bolivar Antioquia colobia

Diego jaramillo3 dijo...

hola descendiente de Gabriel Arango Mejia, el escritor de las Genealogias de Anitoquia y Caldas, mi abuela paterna es su nieta, un saludo a todos los Arango en el mundo.

Hector Arango dijo...

Hola! Yo tambien me apellido Arango, soy de Monterrey, Nuevo León. Nuestras historias medio coinciden. Mi abuela también mencionó que somos descendencia de Doroteo Arango. Que curioso.

jorge m arango v dijo...

Soy Jorge M arango villegas hijo de humberto arango del valle y este era hijo de enrique arango echavarria creo q su origen fue abejorral
UNA PREGUNTA "DOROTEO ARANGO" ALIAS PANCHO VILLA ERA DE ORIGEN PAISA ?

Roberto carlos arango guerrero dijo...

Hola soy Roberto Arango Guerrero, nací en el Chorrillos-Lima-Perú' , mi padre es Juan Carlos Arango Huamani y mi Madre es Raquel Guerrero Flores, mi abuelo paterno, es Felipe Arango.

Saludos.

Cristina Marulanda Moreno dijo...

hola a todos yo busco a los ARANGO de caldas antioquia específicamente de la tablasa y que hayan conocido o sean descendientes de ORLANDO ARANGO.

harold arango dijo...

Hola soy Harold Arango hijo de Luis Eduardo Arango nieto de Marlen Arango de Ibagué Tolima no se nada de mis raíces si alguien sabe le agradezco

Martin Arango Montoya dijo...

Soy martin alonso arango montoya, hijo de Dario Arango Vasquez, mi padre nació en Jericó y vivo en Andes Antioqui

Ana Arango dijo...

Hola soy Arango y mi familia es de Antioquia

Gianna giraldo dijo...

Hola mi nombre es diana camila busco la familia Giraldo Arango en Argelia antioquia h sus alrededores
Por favor si alguien sabe o cono se algún pariente o allegado por favor a

Gianna giraldo dijo...

Hola mi nombre es diana camila busco la familia Giraldo Arango en Argelia antioquia h sus alrededores
Por favor si alguien sabe o cono se algún pariente o allegado por favor a

Gianna giraldo dijo...

Gracia

Herney Alberto Arango Tabares dijo...

Hola. Soy Herney Arango, hijo de Gustavo Arango, su origen es Sevilla Valle. Mi abuelo paterno es Leonidas Arango. Sé que uno de los hermanos de mi padre se fue a vivir a Leticia Amazonas.

Luis Carlos Ruiz Arango dijo...

soy LUIS CARLOS RUIZ ARANGO HIJO DE PASTORA ARANGO Y NIETO DE HERIBERTO ARANGO Y PASTORA ARANGO , MIS BISABUELOS ROSENDO ARANGO Y ANDRES ARANGO DEL LIBANO TOLIMA, EULALIA ECHEVEERY Y PASTORA ECHEVERRY ORIUNDOS DEL LIBANO NORTE DEL TOLIMA

Paramo dijo...

Hola soy mauricio arango, hijo de raul arango y nieto de leonidas arango, quién murió en el libano tolima.

Unknown dijo...

Hola a todos mí nombre es Fidel Euclides Arango Castro ,hijo de Euclides Arango Hecheverry mi abuelo murió en el Líbano Tolima. Excelente texto.

Unknown dijo...

Soy Jorge Arango hijo de walter Arango arbelaez y mi abuelo Francisco Arango vivo en España

Unknown dijo...

Hola Familia! Soy Juan Saulo Arango Barrios de Guatemala, mi padre es Abraham Arango hijo de Jose Julian Arango, hijo de Moises Arango, la leyenda cuenta que somos descencientes de Doroteo Arango alias Pancho Villa. Saludos!

Unknown dijo...

Yo soy Oscar Jaime Arango vivo en Colombia y simplemente soy el mejor asi me dicen mis amigos

Unknown dijo...

Los Arango no son de origen Vasco, eso no es cierto. Su origen pristino es Romano, descienden de los Corvinos, un linaje de emperadores de la familia Valeria,los cuales se asentaron en Pravia-,Asturias

Unknown dijo...

Hola yo soy gloria arango hija de jorge arango de san José de la montaña y busco arango se de esa region